Philip Hensher: El rey de los tejones