Cine

20 Las ven­ta­jas de ser un mar­gi­nado Step­hen Chbosky Step­hen Chbosky adapta su pro­pia novela y le sale una teen-angst movie tan dolo­rosa y her­mosa como cuando en una pro­duc­ción de John Hughes sonaba “Please, please, please, let me get what I want”. Como si el trío pro­ta­go­nista de Harry Pot­ter tuviese un baño de reali­dad y apren­diese a enamo­rarse a tra­vés de gra­bar cin­tas de varios y no a tra­vés de per­ge­ñar hechi­zos de magia, esta pri­mera his­to­ria de amor que, en el fondo, tiene muchas otras lec­tu­ras ade­más del sim­ple enamo­ra­miento juve­nil es, igual­mente, dolor, sufri­miento y melan­co­lía derre­tida por cada plano, escena y secuen­cia.
Migue Muñoz

19 En otro país Sang-soo Hong Tras más de 15 años de carrera y 12 lar­go­me­tra­jes a sus espal­das y nume­ro­sos pre­mios, Hong Sang­soo des­em­bar­caba por pri­mera vez en nues­tras salas con En otro país, que cons­ti­tuye una inme­jo­ra­ble pre­sen­ta­ción de su estilo. Sang­soo ha recu­rrido en varias oca­sio­nes al ritmo, repe­ti­ción y estruc­tura de una obra musi­cal, y en esta oca­sión su pelí­cula está for­mada por tres varia­cio­nes de una misma his­to­ria con ele­men­tos míni­mos (Isa­be­lle Hup­pert, un faro, un soco­rrista… y cada vez más alcohol). Tras la apa­rente tri­via­li­dad y lige­reza de la his­to­ria, sub­yace una de las mira­das con­tem­po­rá­neas más lúci­das sobre el ser humano, sus rela­cio­nes y sus emo­cio­nes.
Colec­tivo G. Piqué

18 Spring Brea­kers Har­mony Korine Har­mony ‘mad doc­tor’ Korine sobre la inde­fensa cria­tura feme­nina pop. Horror vacui derri­tiendo a la gene­ra­ción de la reli­gión de la nada. En su super­fi­cie es como la bio­gra­fía no auto­ri­zada, soñada de forma húmeda y mas­tur­ba­to­ria, sobre la pér­dida de inocen­cia de Brit­ney Spears cuando dejó el Club Dis­ney. Estas vaca­cio­nes pri­ma­ve­ra­les, entre pal­me­ras y biki­nis fluo­res­cen­tes, son la salida de emer­gen­cia del Mickey Mouse Club en for­mato pesa­di­llesco; per­vir­tiendo a estas rebel­des sin causa inser­ta­das en un Oli­ver Twist apo­ca­líp­tico. Todo ello, con James Franco como ese rey de los ladron­zue­los que trata con blan­cas como Fagin tra­taba con píca­ros inocen­tes.
Migue Muñoz

17 La cabaña en el bos­que Drew God­dard Debu­tante en la direc­ción, el guio­nista Drew God­dard se alía con Josh Whe­don para ofre­cer­nos una opera prima que, bajo su apa­rente ads­crip­ción a la fór­mula más están­dar del terror para ado­les­cen­tes, pronto la tras­ciende mediante un diver­tido e inge­nioso juego auto­re­fe­ren­cial. Pla­gada de gui­ños a los afi­cio­na­dos del género, es un arti­lu­gio pos­mo­derno per­fec­ta­mente engra­nado donde la casua­li­dad no existe y donde, de hecho, se insi­núa un horror mucho más pro­fundo y sinies­tro que zom­bies, hom­bres lobos, etc., dado que sub­yace real­mente en los cimien­tos de nues­tra socie­dad: el del egoísmo y la insen­si­bi­li­dad.
Eli­senda N. Frisach

16 Tabú Miguel Gomes ¿Cuál es “la mate­ria de los sue­ños” que con­forma a los seres huma­nos, a la que alu­día Sha­kes­peare en La tem­pes­tad? Para Miguel Gomes, la res­puesta es clara: el cine. De ahí que su pelí­cula, explí­ci­ta­mente divi­dida en dos par­tes cro­no­ló­gi­cas y tam­bién dis­cur­si­vas, lleve a cabo un sen­si­ble y sutil ejer­ci­cio fíl­mico para inten­tar recons­truir el pasado, tanto indi­vi­dual como colec­tivo, tanto his­tó­rico como cine­ma­to­grá­fico, que se per­dió. Tras­pa­sada, pues, del melan­có­lico y omní­voro hálito prous­tiano, la cinta dibuja un exqui­sito entra­mado de refe­ren­cias ciné­fi­las que nos recuer­dan la inimi­ta­ble capa­ci­dad del sép­timo arte para reco­brar el ins­tante.
Eli­senda N. Frisach

Páginas: 1 2 3 4 5

Enviar un comentario