La tentación de la mediocridad: “El Leviatán” de Joseph Roth