El último concierto: Beethoven como metáfora