Félix de Azúa, el maestrazgo en la pieza documental