Xavier Dolan y las imágenes melodramáticas explosivas