Antes del anochecer: El amor es vida, pero también muerte