Ana María Shua: Contra el tiempo