Herbert y la lucidez de la dignidad poética