Una comedia canalla: ron, marihuana y crimen desorganizado