Si quiero silbar, silbo. Violencia engendra violencia