‘Alps’, la nueva perversión del director de ‘Canino’