Vigalondo y su ensayo sobre el humor