Rushdie y Mehta: Juntar el hambre con las ganas de comer