FIB 2011 / Crónica jueves 14