El FIB agota sus 40.000 abonos con derecho a acampada