Eduardo Moga, Bajo la piel, los días