Lost (Perdidos) termina con un final abierto