Guadalupe Plata tiene un alma zen (de bebidas alcohólicas)